January 14, 2022
From Workers.org
77 views


El 17 de enero será el día festivo oficial en honor al nacimiento del reverendo Dr. Martin Luther King Jr., cuyo 93º cumpleaños es el 15 de enero. El tercer lunes de enero ha sido el día festivo oficial de King para muchos trabajadores desde enero de 1986, después de muchos años de presión masiva ejercida sobre el gobierno de Estados Unidos.

El Dr. Martin Luther King Jr. en una marcha con los trabajadores sanitarios de Memphis en huelga, el 28 de marzo de 1968.

Muchos expertos burgueses utilizan este día festivo para cooptar el papel histórico del Dr. King, principalmente como el principal símbolo no violento del masivo Movimiento por los Derechos Civiles, lo que ciertamente tiene algo de verdad. Sin embargo, su legado fue mucho más, especialmente en lo que respecta a los derechos de los trabajadores. 

Su mensaje no debe limitarse a su famoso discurso “Tengo un sueño”, pronunciado en el Lincoln Memorial tras la Marcha sobre Washington de 1963, en la que participaron 250.000 personas. En esa marcha, los trabajadores que representaban a los sindicatos internacionales, a las federaciones estatales y a las centrales sindicales llevaban muchas pancartas, siendo las más destacadas las de la United Auto Workers, uno de los principales patrocinadores de la marcha, y la Brotherhood of Sleeping Car Porters, dirigida por A. Philip Randolph. Los carteles obreros exigían derechos civiles, puestos de trabajo e igualdad.  

Cinco años más tarde, pocos meses antes de ser asesinado el 4 de abril de 1968, el Dr. King apoyó la huelga de los 1.300 trabajadores de los servicios sanitarios de Memphis (Tennessee), desencadenada por la muerte de dos trabajadores negros de la ciudad, Echol Cole y Robert Walker, que habían sido aplastados en el trabajo por un camión que funcionaba mal.

La ciudad de Memphis -que pagaba a estos trabajadores sueldos de esclavo de 65 centavos por hora- se negó a pagar ninguna indemnización a sus familias. Los trabajadores negros en huelga, en su mayoría, no sólo exigían un salario y unas condiciones de trabajo decentes, sino también plenos derechos humanos, portando el cartel: “Soy un hombre”.

En un discurso pronunciado en una concentración de 25.000 trabajadores de los servicios sanitarios, sus familias y simpatizantes, el 18 de marzo de 1968 en Memphis, el Dr. King declaró: “Ustedes están demostrando algo aquí que debe ser demostrado en todo nuestro país. Estáis demostrando que podemos permanecer juntos, y estáis demostrando que todos estamos atados en una sola prenda de destino; y que si una persona negra sufre, si una persona negra está abajo, todos estamos abajo.

“Estáis exigiendo que esta ciudad respete la dignidad del trabajo. Pero permítanme decirles esta noche, que siempre que estén comprometidos con un trabajo que sirve a la humanidad y es para la construcción de la humanidad, tiene dignidad, y tiene valor. Algún día nuestra sociedad debe llegar a ver esto. Todo trabajo tiene dignidad”. (tinyurl.com/ycknw2b8)

El objetivo del Dr. King de forjar la Marcha de los Pobres en el verano de 1968 era fusionar las luchas por los derechos civiles y los derechos económicos, especialmente de los trabajadores mal pagados, como los de la sanidad, así como de los desempleados.

El llamamiento unificador de King de que “todo trabajo tiene dignidad” se está llevando a cabo hoy en día, especialmente por los jóvenes trabajadores explotados por empresas como Starbucks y Amazon. Estos trabajadores están liderando el camino para todos los trabajadores de la clase, exigiendo mejores condiciones de trabajo, salario y beneficios a través de la organización sindical, tradicional como los Teamsters y no tradicional como el sindicato de Amazon.

Este es el verdadero significado del legado del Dr. King, que siguió siendo un luchador en primera línea por todas las formas de justicia social hasta el final, cuando las balas truncaron trágicamente su vida.




Source: Workers.org