0 views


Article in English

*****

La representaci√≥n permanente de la Rep√ļblica Popular Democr√°tica de Corea ante la oficina de la ONU y las organizaciones internacionales en Viena public√≥ el d√≠a 4 un comunicado que sigue:

En relaci√≥n con que en la primera reuni√≥n del comit√© preparatorio de la 11¬™ conferencia de revisi√≥n de cumplimiento del TNP, Estados Unidos y sus fuerzas seguidoras cuestionaron nuestro disuasivo nuclear autodefensivo como ‚Äúamenaza‚ÄĚ a la paz y seguridad internacionales y al sistema de no proliferaci√≥n de armas nucleares, la representaci√≥n permanente de la RPDC ante la oficina de la ONU y las organizaciones internacionales en Viena publica el siguiente comunicado.

A decir de la intimidación, ésta se produce indudablemente por EE.UU.

Este pa√≠s norteamericano invierte cada a√Īo fabulosos gastos militares, al declarar abiertamente como pol√≠tica estatal la alta modernizaci√≥n de la industria de armas nucleares y la renovaci√≥n r√°pida de las 3 propiedades estrat√©gicas nucleares, y niega intencionalmente la ejecuci√≥n del Tratado de Reducci√≥n y Limitaci√≥n de Armas Estrat√©gicas-3, √ļltimo baluarte para el tratado de reducci√≥n de armas nucleares.

Adem√°s, impulsa por la fuerza la proliferaci√≥n de armas nucleares a Australia bajo la pretexto de la alianza ‚ÄúAUKUS‚ÄĚ, dando prioridad unilateral a los intereses de seguridad de su pa√≠s y los aliados.

Hace poco, puso en funcionamiento el ‚Äúgrupo consultivo nuclear‚ÄĚ EE.UU.-Sur de Corea, que conspir√≥ el uso de armas nucleares contra la RPDC, y envi√≥ a la regi√≥n de la Pen√≠nsula Coreana el submarino nuclear cargado de arma nuclear estrat√©gica por primera vez en 42 a√Īos, llevando as√≠ la tensi√≥n militar de la regi√≥n al umbral de la guerra nuclear.

El fortalecimiento del disuasivo nuclear autodefensivo por parte de la RPDC deviene el justo ejercicio de la soberanía legal para prevenir la guerra nuclear, defender la soberanía e integridad territorial del Estado y controlar de manera estable la situación de la Península Coreana, frente al ambiente inestable de seguridad creado por tales amenazas nucleares de EE.UU. y sus acólitos.

Sin embargo, EE.UU., instigando hasta a los Estados seguidores, acusa obstinadamente nuestras medidas para consolidar la capacidad de autodefensa nacional, lo que es una provocación política encaminada a encubrir su naturaleza del país criminal de uso de arma nuclear y evitar la denuncia de la sociedad internacional por no haber cumplido la obligación de reducción y no proliferación de armas nucleares.

La RPDC es un responsable país poseedor de armas nucleares que prometió la prohibición de uso de armas nucleares y amenaza con ellas contra los Estados desnuclearizados y el deber de no proliferarlas y sus fuerzas armadas nucleares no constituyen una intimidación para los países que respetan nuestra soberanía e interés de seguridad.

Es clara la posición de la RPDC sobre el TNP.

Los pa√≠ses firmantes del TNP deber√°n buscar el remedio para resolver los desaf√≠os principales del pacto, en vez de cuestionar el justo ejercicio de soberan√≠a de la RPDC, que ya hace 20 a√Īos se hab√≠a retirado legalmente en virtud del derecho del pa√≠s interesado estipulado en este tratado.

EE.UU., país poseedor de mayor cantidad de artefactos nucleares del mundo y primer país en usarlos, no debe amenazar ni chantajear a los Estados soberanos al ubicar por doquier del mundo sus propiedades estratégicas nucleares, y debe cesar ahora mismo la destrucción sistemática del régimen internacional de reducción de armamentos.

Y debe poner fin al ‚Äúcompartimiento nuclear‚ÄĚ y el ‚Äúfortalecimiento del disuasivo ampliado‚ÄĚ con los Estados desnuclearizados, que vulneran el sistema internacional de no proliferaci√≥n nuclear y causan e fomentan la carrera armamentista nuclear en el mundo y la regi√≥n.

La sociedad internacional deberá alzar la voz de condena a los actos ilícitos como la amenaza con las armas nucleares y su proliferación por parte de EE.UU., fuente de la inestabilidad y antagonismo, y tomar medidas urgentes y sustanciales para garantizar la paz y seguridad del mundo




Source: Thecommunists.org