March 23, 2022
From Workers.org
213 views

credit RT

Mucho antes de la intervención rusa del 24 de febrero, el régimen golpista fascista de 2014 respaldado por Estados Unidos había reducido a Ucrania al país más pobre de Europa, y con la mayor tasa de migración. El Fondo Monetario Internacional reestructuró la economía y exigió medidas de austeridad que destruyeron las pensiones y cortaron el gasto social. Las privatizaciones masivas de bienes de propiedad social llevaron a la ruina económica.

Ahora la trata de personas con fines de explotación sexual comercial y trabajos forzados, junto con la compra de niños en orfanatos, está más extendida en Ucrania que en cualquier otro país europeo. La mayor industria de vientres de alquiler del mundo está en Ucrania; las madres de alquiler reciben 15.000 dólares por niño. (tinyurl.com/5n7xyhex)

 Ucrania, a pesar de estar inundada de armas de la OTAN, carece tanto de servicios sociales básicos que tiene las tasas de vacunación más bajas de Europa. Las tasas de vacunación contra el polio, el sarampión y la difteria son del 53%. Y sólo uno de cada cinco ucranianos ha recibido una dosis completa de la vacuna COVID-19, planteando preocupaciones sobre la aparición de nuevas variantes de COVID-19 en las condiciones de hacinamiento de los refugiados fuera de Ucrania. (tinyurl.com/5dyas8st)

Ucrania: un peón de la OTAN

Ucrania, aunque no es oficialmente miembro de la alianza militar de la OTAN bajo el mando de Estados Unidos, ha recibido cientos de millones de dólares en equipo militar letal de Estados Unidos. Las tropas ucranianas sirvieron bajo el mando de Estados Unidos y la OTAN en Irak y Afganistán. Como “Socio de Oportunidad Mejorada”, Ucrania acogió ejercicios de entrenamiento militar conjuntos con tropas estadounidenses, británicas y canadienses. 

En el este de Ucrania y en los países de la OTAN se están instalando armas con capacidad nuclear táctica, que podrían alcanzar ciudades rusas en cuestión de minutos. 

La guerra en Ucrania podría terminar hoy si los Estados Unidos dejara de bombear miles de millones de dólares en armas letales y miles de “asesores” militares estadounidenses y contratistas militares privados -mercenarios- en Ucrania. Esta guerra devastadora nunca habría comenzado si estas fuerzas entrenadas y equipadas por Estados Unidos no hubieran estado bombardeando los 2.000 kilómetros de frontera entre Ucrania y Rusia durante los últimos ocho años, todo ello mientras Estados Unidos y la OTAN han estado rodeando a Rusia con bases militares en los países vecinos. 

Ucrania es un peón en esta estrategia de Estados Unidos contra Rusia. El único camino hacia la paz es la disolución de la OTAN. ¡La OTAN fuera de Ucrania!




Source: Workers.org